¿El chocolate blanco es realmente chocolate?

El chocolate blanco se creó por primera vez en la década de 1930 para no desperdiciar el excedente de manteca de cacao que se usa para hacer chocolate.

Nestlé fue la marca pionera que comercializo este tipo de chocolate haciéndolo famoso a nivel mundial en 1962, con productos como la barras Galak o Milkybar. todo un «bum» de sabores que cautivo a niños y mayores en esa época.

Técnicamente No se puede considerar al chocolate blanco como chocolate por no poseer el ingrediente base de este, la pasta de cacao, y por ser un derivado de este que surgió de un reciclaje o aprovechamiento de excedentes a la hora de realizar Chocolate.

Los ingredientes del chocolate blanco.

De color blanco marfil, con un sabor lechoso y dulce, el chocolate blanco es un dulce elaborado a partir de manteca de cacao. Mezcla leche en polvo y azúcar y, a veces, sabores como la vainilla.

La manteca de cacao es un ingrediente que también se utiliza en el chocolate negro y el chocolate con leche. Es esta sustancia la que permite que el chocolate permanezca sólido a temperatura ambiente, pero también permite que el chocolate se derrita en la boca. Sin embargo, aunque el chocolate amargo y el chocolate con leche también contienen manteca de cacao, esto no lo convierte en su componente principal.

De hecho, el chocolate “tradicional” es una mezcla de azúcar y manteca de cacao (y leche para chocolate con leche), pero sobre todo contiene masa de cacao. Es este ingrediente el que le da al chocolate ese delicioso sabor a cacao. El chocolate blanco no contiene pasta de cacao. Esto explica por qué algunos consideran que el chocolate blanco no merece su nombre de «chocolate».

Sin embargo, el chocolate blanco sí contiene cacao, pero no en la misma forma, es decir, no contiene los habituales granos de cacao triturados. La manteca de cacao es un ingrediente rico y cremoso que se encuentra alrededor de los granos de cacao. En su estado natural, esta mantequilla tiene un ligero sabor a cacao. Pero la manteca de cacao que se usa para hacer chocolate (ya sea oscuro, con leche o blanco) está desodorizada. Por eso al final ya no sabe a cacao. Es el azúcar y la leche en polvo los que dan sabor al chocolate blanco.

Beneficios del Chocolate blanco

Durante mucho tiempo, estuvo casi avergonzado de enamorarse del chocolate blanco. Considerado infantil, regresivo, a menudo creemos erróneamente, que a los amantes del chocolate blanco no les gusta el chocolate «real».

Pero el chocolate blanco también tiene sus ventajas y beneficios. Aunque tiene un alto contenido de azúcar, es bajo en colesterol y sodio. Este último es esencial para el organismo, pero es responsable de la hipertensión y el deterioro de la función renal si se consume en una cantidad demasiado grande.

Es difícil trabajar con chocolate blanco en repostería, pero combina bien con muchos ingredientes como frutos rojos, frutos secos o pistachos. Su sabor neutro le permite capturar todas las fragancias que están a su alcance. Esto, por tanto, lo convierte en un ingrediente exquisito e ideal para repostería y postres.

El chocolate blanco también es rico en calcio y fósforo. El calcio es esencial para la formación de huesos y dientes. En cuanto al fósforo, sirve de apoyo a la energía que nuestro organismo necesita durante el día.

Además, en Europa, la fabricación de chocolate está sujeta a estrictas regulaciones. Debe contener al menos un 20% de manteca de cacao y al menos un 1% de materia seca de producto lácteo (leche, nata o mantequilla), de los cuales el 3,5% de grasa láctica.

Y para ti, ¿el chocolate blanco es realmente chocolate? ¿Cuál es su placer culpable entre los tres tipos de chocolate: chocolate negro, chocolate con leche o chocolate blanco? 

¿Te has gustado este artículo?, Valoralo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *